Lo normal es, que las personas intenten generar ingresos aparte de su trabajo tradicional, y es que con todos los modelos de negocios que existen en la actualidad y  la oportunidad de acceder a ellos ¿Para qué resistirse?

Por otro lado, también se ha demostrado que aunque la gente está ganando más dinero que en décadas pasadas, el poder adquisitivo es menor, lo que les obliga a buscar otras alternativas.

Un negocio multinivel es una de las mejores propuestas que existen en la actualidad sin hacer una gran inversión.

Si tú estás buscando formas de diversificar tus ingresos y hasta ahora ninguna alternativa te ha funcionado de la manera como esperabas, te recomiendo echarle un vistazo a estas opciones que te da Gananci para ganar dinero a través de Internet.

Ahora, si recientemente alguien te ha presentado una oportunidad de negocio multinivel de estas que están muy en boga actualmente, pero no estás del todo convencido a continuación encontrarás algunos aspectos a los que debes prestar atención para analizar mejor la propuesta y tomes la decisión que más te convenga.

ARTÍCULO RELACIONADO: ( 5 pilares para crear valor cuando vendes un producto)

Muchos de los negocios que están ofreciendo hoy en día como un negocio multinivel y también hay un importante número de negocios que son piramidales, por lo que algunas personas se pueden sentir confundidas, pero sus diferencias están bien marcadas cuando observas con atención.

5 diferencias claras entre un negocio multinivel y un negocio piramidal ilegal.

El Producto

En un negocio multinivel existen productos generalmente de muy buena calidad y de alta rotación, en cambio en los negocios piramidales no suelen haber productos.

Se invierte dinero y prácticamente se cruzan los dedos esperando que todo salga bien basándose en un proceso o metodología, sin tener un producto real que respalde las transacciones financieras.

Los productos de las empresas multinivel suelen ser muy variados y estar apegados a las leyes de cada país, por lo que se trata de compañías establecidas que dan garantías de satisfacción (la mayoría incluso con políticas de devolución) porque tienen clientes y una reputación que cuidar para poder seguir operando exitosamente.

Los Pagos para ingresar

Es normal que tanto para un negocio multinivel como para un tipo piramidal se requiera una cuota de ingreso, la diferencia radica en que las cuotas que suelen pedir los negocios de la primera categoría mencionada suelen ser bastante accesibles con el fin de atraer a la mayor cantidad de personas posibles. Es un negocio abierto para todos.

Ahora, en este otro tipo (piramidal) las cuotas de ingresos se caracterizan por ser mucho más altas ya que no están interesados en un modelo amplio, sino un poco más cerrado en donde solo entren inversores, a quienes en realidad no se les puede garantizar el retorno de su dinero, a menos que logren encontrar otros inversores.

La Inversión de esfuerzo

En los negocios multinivel se gana en proporción al esfuerzo y estrategia que se trabaje y no de acuerdo al momento en el que entrase (no importa si fue antes o después de la persona a través de la cual ingresaste).

Los ingresos provienen de los clientes que se obtengan y cualquiera puede comprar los productos sin decidir obligatoriamente entrar en el negocio ya que este no discrimina.

En cambio, cuando se trata de un negocio de tipo piramidal los ingresos provienen exclusivamente de la gente que va entrando, lo que significa que si nadie nuevo entra, no se perciben ingresos, porque no hay ningún producto o servicio que entre ellos comercialicen que les haga mantener las regalías en estos casos, por lo que es muy probable que los participantes no lleguen a recuperar la inversión inicial.

En los negocios piramidales tampoco se gana por la inversión de esfuerzo realizada, lo que significa que siempre la persona que entró antes de ti ganará más, ya que está lucrando con tu esfuerzo.

Al contrario ocurre en los negocios piramidales donde el que no trabaja, así se encuentre en un posición privilegiada no te tendrá los mismos ingresos que una persona que quizá entró después que ella, pero ha trabajado más. La división de las ganancias, como puedes ver, es más justa.

Los Objetivos

Los objetivos de los negocios piramidales suelen ser de muy corto plazo, se invierte un dinero, se espera su multiplicación a causa de la entrada de otros miembros y se sale. Así de “fácil” y rápido. Sin embargo, estos negocios suelen ser de muy alto riesgo.

Por otro lado, en un negocio multinivel las ganancias se dan por el volumen, pero estas se convierten en regalías que seguirán llegando consistentemente y acrecentándose en el tiempo conforme a la dedicación y esfuerzo del participante.

Ese dinero entra no solo por concepto de cuotas de ingreso, sino por la comercialización de los productos de la empresa, lo cual lo hace más estable.

ARTÍCULO RELACIONADO: (¿Que productos funcionan mejor en un negocio multinivel?)

El Fraude

Otra de las diferencias más notable entre un negocio multinivel y las pirámides es que el primero está contemplado dentro del marco de la legalidad, mientras que el segundo tiene altas probabilidades de terminar en un fraude en el que solo beneficiarán las personas que lo fundaron.

Por si fuera poco, es difícil que la justicia pueda perseguirles porque las personas que entran a este tipo de negocio básicamente bajo su propio riesgo ya que los mismos son considerados estafas por la ley.

Como ves las diferencias son bastante marcadas, por eso debes analizar bien de qué tipo se trata para saber si vale la pena entrar o es preferible seguir buscando opciones.

En caso de que luego de esta lectura hayas notado que el “negocio” que te ofrecen es una estafa, no te quedes con esa información y dísela a quién te invitó porque puede que aun no lo sepa.

Además, si estás decidido a invertir puedes aprovechar ese ímpetu y comenzar con alguna de estas ideas de pequeños negocios rentables.

Un saludo desde Gananci

Andrés Gananci

Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.